Cosas que hacer en Malta [Planes originales]

Son innumerables las razones por las que se debería visitar Malta. Este pequeño archipiélago mediterráneo está lleno de secretos y lugares recónditos que nosotros hemos podido descubrir gracias a nuestros constantes viajes a las islas.

Hay mucha vida más allá de Valleta, Mdina, St. Julians, Melieha o Golden Bay, y el mercado de pescado de Marsaxlokk da buena fe de ello.

Los domingos es día de mercado en Malta, y Marsaxlokk es uno de los más populares entre los oriundos. Pescado muy fresco y objetos de todo tipo, eso es lo que podréis encontrar. Sin embargo, no es el producto que se vende el principal de sus atractivos, sino el entorno y el peculiar ambiente, tan característico de los malteses.

La Blue Grotto es uno de esos destinos relativamente conocidos, pero que no lo eran tanto hace unos años. Un mirador impresionante y una barca que cuesta unos ocho euros, harán las delicias de los amantes del mar y la naturaleza. También es recomendable para aquellos que disfruten de las largas caminatas; especialmente para ellos, lo mejor es bajarse en la parada “Panorama” y disfrutar de unas increíbles vistas panorámicas hasta que llegas a la parada de Blue Grotto.

dwejra

Una de las cosas que, por desgracia, ya no podremos ver, al menos no como hace algo más de un año, es la Azure Window (Ventana Azul), una formación rocosa muy característica de la isla de Gozo que creaba un arco natural de piedra caliza de nada menos que 28 metros de alto. Debido a una tormenta y al fuerte oleaje, el 8 de marzo de 2017 fue derribada por el mar. En cualquier caso, merece la pena desplazarse a la laguna costera de Dwejra, en San Lawrenz, cerca de la Roca Fungus, para ver las maravillosas formaciones rocosas que dan al mar, así como para disfrutar de una de las aguas más cristalinas de Malta.

Como curiosidad para los cinéfilos, la Azure Window fue un emplazamiento muy utilizado en grabaciones cinematográficas y para series de televisión. Un buen ejemplo de ello es la boda de Daenerys Targaryen y Khal Drogo en Juego de Tronos.

blue lagoon en comino

Uno de los destinos que no podemos obviar, pese a la aglomeración que sufre, es la Blue Lagoon, en Comino. Sí, está repleto de turistas en temporada alta; sí, no es nada agradable bañarse a un par de metros de un centenar de personas; pero, la verdad, ¿quién puede resistirse a una de las aguas más cristalinas y azules del mediterráneo? Para todos aquellos que no hayan ido todavía, incluso para los que odien las aglomeraciones, es un destino imprescindible.

Por último, nos gustaría destacar algunos lugares destinados a la relajación y el entretenimiento que, para ser francos, en Malta no escasean.

Si lo tuyo son las grandes discotecas, no puedes perderte Havanna, donde destaca en R’n’B, el Hip Hop y el Soul; si eres más de música en directo, te recomendamos el BJ’S Live Music Club; y, si lo tuyo es el Reggae, no puedes perderte el Juuls, un local con mucho en canto en pleno corazón de St. Julians que, de cuando en cuando, organiza fiestas en la playa.

Para hacer justicia a este artículo, donde predominan los lugares y entretenimientos atípicos, el juego no puede faltar. Aquellos a los que os guste el póker, el Black Jack o la ruleta no podéis dejar de visitar el Portomaso Casino, un elegante casino ubicado en el corazón de Paceville. Este casino fue, hace no tanto, una de las paradas de European Poker Tour de PokerStars, probablemente la cita más importante del póker europeo. Y si queréis conocer toda la oferta de juego del archipiélago, no podéis perderos el Dragonara Casino, el Oracle Casino o el Casino Malta.

Para terminar, os recomendamos encarecidamente “Can You Escape?”, en Triq Il-Merhba. Estas “habitaciones de escape” son juegos de aventura en equipo, en los que las personas están encerradas dentro de una sala temática con otros participantes y tienen que usar elementos de la sala para resolver una serie de acertijos, encontrar pistas y escapar de la sala en 60 minutos. Si os estáis preguntando si estas salas tienen algo que ver con el terror, no, nada en absoluto, es una mera cuestión de ingenio.

Como habéis podido comprobar, hay muchas cosas que se pueden hacer en Malta más allá de los recorridos típicos; y son muchas las alternativas que se nos han quedado en el tintero.