Marsaxlokk

Marsaxlokk es un pequeño pueblo pesquero de Malta al que se puede acceder desde la estación central de La Valleta. Podrás ir en autobús desde dicha estación y llegar en menos de una hora, aunque si prefieres ir andando llegarás en dos.

Debido a su carácter marítimo y gracias a los pescadores que trabajan diariamente desde el puerto, la mejor actividad como turista que puedes hacer es comerte un buen plato de pescado, siempre fresco y a buen precio.

  • Ubicación: costa sur oriental
  • Habitantes: 3.000 personas, que constituyen el 70% de los pescadores de la isla

Las embarcaciones de pesca son muy frecuentes, por lo que te animamos a dar una vuelta por este humilde pueblo y descubrir qué rincones esconde referentes a la pesca. Para facilitarte esta labor hemos preparado un listado que te ayudará a saber qué ver y hacer en Marsaxlokk:

Qué ver y hacer en Marsaxlokk

Mercado de pescado

Este mercado tan peculiar de Marsaxlokk abre todos los domingos, y aunque su plato estrella es el pescado, podrás encontrar otro tipo de productos de igual interés:

  • Queso
  • Especias que se suelen usar en Malta
  • Pasteles típicos
  • Flores de diversos tipos
  • Ropa
  • Entre otros…

Cabe destacar que gran parte del pescado que disfrutarás en Malta proviene de este pueblo, pero aquí podrás saborearlo aún más fresco y con un precio más asequible.

El pescado más característico es el Lampuki, ¡así que no te vayas sin probarlo!

Puerto o muelle Marksaxlokk

Muchos de los turistas hacen su primera parada en el puerto, ya que rara vez encontrarás uno con tanto colorido. Sus barcos son denominados Luzzus (de origen fenicio, ya que fueron los primeros en colonizarla), y juntos hacen un espectáculo de colores inimitable reflejados en el azul turquesa del mar.

Además, en los barcos del puerto también encontrarás un ojo situado en sus proas, ¿sabías que son de Osiris? Según la historia fenicia, es una forma de dar buena suerte a los pescadores alejando a espíritus malignos.

Estatua de pescador

Si te diriges a la bahía, encontrarás una estatua bastante emotiva en la que, nuevamente, se refleja la naturaleza pesquera del pueblo.

En ella se aprecia cómo un niño lleva bajo su hombro la maqueta de un Luzzu (como comentamos antes, los barcos típicos del pueblo), mientras que su hermana lo abraza. Asimismo, encontramos a un gato mirando con entusiasmo un pescado que ha sido cazado.

Fuerte San Luciano

Este fuerte fue construido en el año 1610 a raíz de una ordenanza del francés Adrien de Wignacourt. No obstante, a pesar de su ubicación estratégica, en 1798 las tropas de Bonaparte pudieron acceder a la bahía.

Podrás acceder el sábado de 10:00 a 11:00 como turista. Lo que encontrarás dentro será un acuario de especies marinas y, si tienes, suerte, también podrás ver cómo rehabilitan a otros animales marinos como tortugas.

Piscina natural St Peter’s Pool

Aunque el clima en Malta siempre es propicio para los baños en época veraniega, recomendamos especialmente la piscina natural de este pueblo ya que frecuenta ser bastante cristalina. Se puede acceder tanto en coche como a pie (andando aproximadamente tardarás una hora desde el pueblo, y no recomendamos usar chanclas para el camino).

Se trata de un enclave que tiene más aspecto de piscina natural que de playa, pero al fin y al cabo os servirá para refrescaros.

Cuidado también con pensar que hay servicios, porque no los hay. Echarás de menos papeleras, duchas, bares… Pero merecerá la pena por su agua limpia e ideal para bucear.

Playa de Marksaxlokk

La playa del pueblo se encuentra al sur del puerto. ¡Y cuidado! Porque está prohibido el baño a pesar de la apariencia de las aguas (cristalinas).

De todas formas, no deja de ser una oportunidad perfecta para relajarse en la arena y disfrutar de las preciosas vistas que nos ofrece.

Iglesia Nuestra Señora de Pompeya

Si hay algo que destaca frente al resto de casas del pueblo es la Iglesia. Tal y como su nombre indica, está dedicada a la Virgen de Pompeya y tiene un estilo que ya nos recuerda a lo típico maltés.

 

Puntuación